01 Noviembre 2016

Las vidas eternas – Tomasi

Las vidas eternas

Por Diego Tomasi
Una lectura del documental Tsunami. Un océano de gente, de Julio Leiva y Maximiliano Díaz

1.

Indio Solari habla del último disco de David Bowie, y llora.

2.

En el documental Tsunami, dirigido por Julio Leiva y Maxi Díaz, por primera vez puede verse a Indio Solari en una entrevista a cámara. Durante casi cuarenta minutos, que se mezclan con imágenes del concierto en Tandil de principios de año y con entrevistas a sus músicos, el artista habla de su enfermedad, de la decrepitud, de la muerte, de su vínculo con el público, de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Lo hace con una especie de tranquilidad nueva. A diferencia del músico hermético de otras épocas, Indio habla. Habla, y cuenta, y se deja ver.

3.

En la entrevista, Mario Pergolini logra momentos de cercanía real con Indio. Le habla como si fuera un amigo, pero al mismo tiempo mantiene una distancia necesaria para que la película tenga interés incluso para quienes no son seguidores de la música del artista.

Solari responde con calma. Se toma su tiempo cuando hace falta. Se ríe, por momentos. Y, por sobre todas las cosas, elige las palabras que usa con una precisión admirable. Mientras habla, Indio piensa, y mientras piensa, Indio escribe. Así, pensamiento, escritura y oralidad son, en su discurso, una unidad, un todo.

Tsunami funciona como segunda parte de Piedra que late, un documental que Leiva y Díaz habían realizado sobre un show anterior de Indio. En ese trabajo, se centraban en la ceremonia que el público lleva a cabo cada vez que hay una presentación en vivo del cantante. A diferencia de aquel ejercicio, Tsunami se enfoca en el espectáculo. Muestra cómo Los Fundamentalistas del aire acondicionado ensayan solos, pone cámaras aéreas para que se pueda apreciar en toda su belleza el pogo más grande del mundo, y hasta se permite momentos en los que se muestra Tandil, la ciudad anfitriona, de un modo poético y sencillo.

No es difícil, si se comparan los dos documentales, notar el crecimiento estético y narrativo de los directores. Ese camino transmite toda la sensación de seguir su curso de un modo inevitable.

5.

Indio Solari es, muy probablemente, el artista más importante, más influyente y más convocante de la historia de la música popular argentina. Ese peso, en sus palabras, apenas se nota. Más bien lo que hay es una sensación de que, en esta instancia de su vida, es momento de empezar a dejar un legado. Un legado para ser recogido cuando sea el tiempo correcto. Por eso es que Indio prepara dos libros, y un disco (o dos), y programa conciertos, y habla.

6.

Cuando Indio llora mientras habla de Bowie es porque Bowie ya ha muerto. Indio, con una enfermedad que le deja el cuerpo rígido y que algún día lo sacará del escenario, llora.

7.

Indio Solari, que es lo mismo que decir: ese artista que actúa en la eternidad.

 

 

Compartí esta nota en las redes sociales
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone