12 abril 2018

Gustavo Dejtiar

En un país futbolero, el básquet se volvió un deporte muy importante en los últimos años. Esto sucedió gracias al talento y al trabajo de una generación de jugadores que, entre otras cosas, obtuvo una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas, en 2004. Se denominó a ese grupo como “Generación dorada”, y su legado recién empieza a advertirse.

La película “Jugando con el alma” cuenta la historia de esos jugadores, y se acerca a ellos de un modo cálido y a la vez riguroso.

Diego Tomasi dialogó con Gustavo Dejtiar, guionista del documental, sobre el trabajo alrededor de esta generación gloriosa del deporte argentino.

Compartí esta nota en las redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email