Carles Álvarez Garriga

 en Audios
Aurora Bernárdez fue una traductora reconocida en todo el mundo. Tradujo a Sartre, Durrell, Calvino, Baudelaire y Flaubert, entre muchos otros grandes autores.
Fue la primera esposa de Julio Cortázar, y la encargada del destino de la obra del escritor argentino una vez que él falleció.
Sobre ella Diego Tomasi dialogó con el filólogo y editor catalán Carles Álvarez Garriga, que trabajó con Aurora Bernárdez hasta su muerte en 2014. Aurora tenía noventa y cuatro años.
Escribió Laura Ventura para el diario La Nación, en 2014:
En 2002 Carles Álvarez Garriga le envió una carta a Bernárdez, la primera esposa y albacea de Cortázar. Buceaba por el universo de los prólogos del autor para escribir su tesis doctoral, alejada del tono solemne de las demás investigaciones en su especie. Bernárdez le respondió que era ingenioso e insolente, y le prometió que, cuando viajase a Barcelona, se reuniría con él. Al año siguiente se conocieron. La tesis de Álvarez Garriga mereció la calificación más alta y una vez graduado, abandonó su trabajo de ghost writer de discursos políticos. Desde entonces bucea en los papeles y la correspondencia de Cortázar. “Aurora me preguntó si de verdad estaba dispuesto a aceptar este trabajo: «Ándate con cuidado, porque Julio Cortázar te va a vampirizar». Ella hacía 20 años que estaba vampirizada. Es un trabajo apasionante”.